E legir un suelo laminado no es fácil, el abanico de diseños es amplísimo y, cuanto más vemos más dudas nos surgen, pero, a la hora de elegir un suelo laminado, lo realmente importante es el soporte. Normalmente el soporte es un tablero de MDF      (fibras de madera) de alta densidad. Estas fibras se compactan con resinas sintéticas mediante fuerte presión y calor, en seco, esto ofrece una gran resistencia a impactos. La calidad del soporte debería ser lo primero por lo que preguntáramos a la hora de empezar a mirar suelos.

“La gente viene muy preocupada por encontrar un diseño que les guste en AC5, y muchas veces desconocen qué mide realmente esta clasificación”

¿AC4 o AC5? La eterna pregunta

Nos han contado que AC5 es lo más resistente y no vamos a negar la mayor pero ¿Qué mide realmente esta clasificación? ¿necesitamos un AC5 para todos los usos de suelo? Tendemos a pensar que el AC es lo que le da resistencia contra los golpes a nuestro suelo, cuando realmente lo que estamos midiendo ahí es la resistencia a la abrasión. Lo que nos da la resistencia contra los golpes es la densidad del tablero, el alma del pavimento.

ACn. A mayor número(n=3-4-5..), mayor resistencia al desgaste. 

Seamos realistas, si se nos cae la plancha de la ropa de pico contra el suelo nos va a dar igual que sea madera, laminado, AC4, AC5 o porcelanosa, el picazo te lo llevas sí o sí.

Para obtener esta clasificación colocamos una muestra del producto y encima una máquina de disco que gira en plano horizontal ( como si fuera una lijadora ) a unas revoluciones de entre 58 y 63 rpm. Se establece el tipo de papel abrasivo que se emplea y la presión que ejerce la máquina sobre la muestra, controlando también las condiciones de temperatura y humedad. Obteniendo los siguientes resultados:

AC1 ≥ 900 revoluciones
AC2 ≥ 1.500 revoluciones
AC3 ≥ 2.500 revoluciones
AC4 ≥ 4.000 revoluciones
AC5 ≥ 6.000 revoluciones
AC6 ≥ 8.500 revoluciones

En condiciones normales de una vivienda una clasificación AC4 nos daría una cobertura óptima en el hogar, siendo recomendable el uso de AC5 para espacios comerciales u oficinas, espacios donde el tráfico de gente es abundante y continuado.

Una vez que tenemos esto claro, es el momento de pasar a la acción y empezar a mirar colores, números de lama y anchos de lama. Como casi todo en la vida, el exterior es importante pero si no contamos con unos buenos cimientos toda esa belleza se desvanece rápidamente.

Aquí os dejamos un vídeo en el que ver en qué consiste un test de abrasión